Ordo Fratrum Minorum Capuccinorum

Log in
updated 2:36 PM UTC, Aug 5, 2021

¡Enamoraos de Jesús!

Secretariado General de la Formación
entrevista con

FR. RANIERO CANTALAMESSA OFM CAP.
Cardenal de la Santa Romana Iglesia

Con nosotros está fr. Raniero Cantalamessa. El Papa Francisco subrayó su simplicidad capuchina. Para quien no lo sepa, fr. Raniero culminó sus estudios de patrología, fue profesor de la universidad católica de Milán, luego dejó la universidad y fue nombrado Predicador de la Casa Pontificia durante 41 años. El 28 de noviembre de 2020 fue creado Cardenal. Agradecemos al Señor por este don y oramos para que pueda continuar sirviendo a la Orden y a la Iglesia.

Charles Alphonse - ¿Cómo nació tu vocación capuchina?

R.C. – Tenía 12 años. Era el año siguiente al del fin de guerra mundial. Entré en un seminario de los Capuchinos: a decir de verdad, no tenía aún decidido bien que debía hacer en la vida. Hubo un retiro espiritual en el colegio, 3 meses después de mi ingreso, y allí, con una extrema claridad, comprendí que el Señor me llamaba a ser sacerdote franciscano-capuchino. Era claro y se lo decía a mis compañeros que esta era la gracia más grande que el Señor podía hacerme luego del bautismo. Esta convicción de ser llamado, por suerte, por un don de Dios, no me abandonó en toda mi vida. Lo considero verdaderamente un gran privilegio.

¿Cuál fue el momento más bello de tu itinerario formativo?

Más que un único momento, diría, un tiempo. Por lo que, entre todo este tiempo de mi vida, diría que el año de noviciado fue un año especial. Nos levantábamos todas las noches, debías estar siempre con los ojos bajos. Yo comencé en Camerino, que es el primer convento de la Orden de los Capuchinos. No podíamos hablar entre nosotros, se hacía la disciplina tres veces a la semana. En fin, no obstante esta austeridad, fue un año muy hermoso. Se ve que la felicidad no depende de lo que hacemos, sino que depende de la unión que tenemos con el Señor. Invitaría a los jóvenes en formación, sobre todo los que están antes del noviciado, a mirar al noviciado, no como una prueba muy difícil, sino como una ocasión para ir en profundidad en sí mismos y en la relación con Dios.

¿Qué mensaje quieres compartir para animar a nuestros hermanos jóvenes en formación? Nosotros tenemos más de 2.000 hermanos jóvenes en formación.

Esta es la pregunta que me hacen muchas veces en los seminarios cuando viajo por el mundo. Alguno la formula así: ¿qué debemos hacer para ser mañana también nosotros anunciadores del Evangelio, testigos de Jesús? Quizás yo, repensándolo un poco, al final llego casi siempre a esta conclusión: ¡Enamoraos de Jesús! Haced de Jesús el centro de vuestra vida, digamos, la Estrella Polar, la meta, el centro de gravedad – llamadlo como queráis. ¡Una relación personal con Jesús es lo que sostiene todo! Porque todo el resto de la formación, sea la fraterna, sea la teológica, todo esto debe ser un instrumento a su servicio. Porque no se puede vivir por una causa. Se debe vivir por una Persona. Entonces, mi recomendación, mis queridísimos jóvenes capuchinos, es que, con la oración, con la meditación, con la lectura de la Palabra de Dios, busquéis crecer en una relación íntima con Jesús. Que Jesús no sea para vosotros un personaje ¡sino que sea una Persona! Uno que te está cerca, uno al cual puedes dirigirte, uno que te llena la vida. Y si puedo deciros humildemente, queridos jóvenes, Jesús me llenó la vida, y espero, y estoy seguro de que quiere hacer lo mismo con vosotros.

Gracias de corazón padre Raniero por tu disponibilidad, simplicidad y también tu testimonio. Ahora nosotros queremos pedirte una bendición y también tu oración por todos nuestros hermanos en formación inicial y en formación permanente. Gracias de corazón, ora por nosotros.

Me pide el formador de dar una bendición a distancia a todos, a todos vosotros que sois jóvenes en formación.

En mi escudo cardenalicio puse una paloma y debajo escrito “Veni Creator Spiritus”. Entonces invoco sobre vosotros el Espíritu Santo, la unción del Espíritu, porque el Espíritu da la libertad, da la alegría y ahora invoco al Espíritu Santo para que envíe sobre vosotros como una renovación del bautismo. Y lo pido en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Transcripción de la entrevista.

La entrevista a fr. Raniero fue realizada por fr. Charles Alphonse OFM Cap., Secretario General de la Formación.

Diciembre 2020.

Video - https://youtu.be/h8T8iurINPE

Modificado por última vez el Jueves, 21 Enero 2021 17:06